Archivo

Posts Tagged ‘Twitter’

Cuando el contenido es vapuleado en las redes sociales.


Va a cumplirse pronto mis dos años de actividad intensa en las Redes Sociales.

En todo este tiempo he aprendido muchas cosas, entre ellas que “El contenido (de calidad) es el Rey“.

También he aprendido un concepto que me recuerda a los jamones (?) “La curación de contenidos” que no es que se curen por estar enfermos o que pongan a secar en salazón como los jamones, sino que hace referencia a la “correcta y apropiada” selección de los mismos en función del contenido que queremos hacer llegar a nuestros seguidores, siempre en base a una estrategia definida previamente.

En estos dos años he seguido y sigo a grandes personajes que aportan gran contenido de valor, sigo a determinados blogs de referencia en sus materias y procuro estar al tanto de lo que se cuece para poder hacer yo también una correcta selección de contenidos.

Reconozco que durante una temporada (y no fue corta) compartía sin leer. Grave y peligroso error.

En este mundo de las redes sociales y del “contenido curado” (y currado) hay ciertas voces (de gurús y no tan gurús) que se jactan de no ser robots, y que se pasan todo el tiempo demonizando los contenidos automáticos.

Desconozco, porque estos personajes no lo dicen, si se refieren a los post automáticos que publican tantoPaper.licomoTweetd Times“, “SummifyyScoop.it entre otros.

Reconozco que soy usuario de todos ellos menos del último y he de decir que me son de mucha utilidad, tanto por mi, como por mis seguidores.

En cualquier caso me queda la duda de si se refieren a estos contenidos o a otro modo de automatismos, quizás del tipo iffttt (que es menos controlable) aunque desde la eliminación de twitter supongo que se reducirán en gran medida.

Os preguntaréis a qué viene todo esto. Pues viene a que estoy cansado, muy cansado. Estoy harto de que me digan lo que tengo y lo que no tengo que hacer, para luego comprobar con estupor y una gran dósis de decepción que algunos de esos grandes “content curator” se dedican, también, a compartir contenido de otros blogs cuyo contenido no son más que “lugares comunes“, artículos totalmente carentes de contenido nuevo o interesante, que son “más de lo mismo”, que cualquiera con 3 meses en las redes sociales los tiene más que resabidos.

Claro, como los comparte “don gurú” tu entras a ver el enlace y una vez dentro te decepcionas. A Mr. Gurú le cuenta en su estadística de Hootsuite como un “click” y a ti te cuenta como una muesca negativa para el personaje.

Y yo me pregunto: ¿Qué es peor, poner contenido mediocre pero tuyo, poner contenido automático tipo paper.li, o compartir contenido ajeno carente por completo de interés?

Que un novato, recién creada la cuenta de Twitter, comparta contenido carente de interés es algo totalmente lógico. Pero que una persona con más de dos años de experiencia, con decenas de miles de seguidores, que esa persona comparta contenido “pueril” es de “unfollow” inmediato.

Yo tengo muy claro que prefiero estar dos días sin tuitear nada que poner contenido vacío…claro, y luego alguno me dice que estoy ausente; en absoluto, estoy buscando aquello que me merezca la pena compartir.

Y eso es lo que me ha pasado hoy, he visto un artículo compartido por uno de los grandes personajes de Twitter y he visto que era totalmente superficial y carente de interés…y ha sido la gota que ha colmado el vaso.

¿Os ha pasado a vosotros algo así?

Anuncios

#sonaladipu – La Dipu en Red 2012


Ayer pude asistir por primera vez al evento de Social Media “La Dipu en Red” organizado por la Diputación de Valencia en el Museo Valenciano de la Ilustración (MuVIM).

El plantel de ponentes era…imponente..si, ya se que es un chiste malo y facilón. Pero lo cierto es que todos se vaciaron y dieron lo mejor de cada uno.

Además pude conocer en persona y desvirtualizar amigos de las redes sociales y escucharles por primera como Clara Soler @Clara_Soler e Isra García @Israel_García.

En general una tarde bien aprovechada en la que pude comprobar lo mucho que me queda por aprender.

Os dejo con una selección de las fotos que hice, como siempre el resto está un mi Flickr.

En algunas de ellas he puesto un pie de foto en tono de humor, descontextualizado, con todo mi respeto y mi cariño a los protagonistas, imaginando que las fotos pueden contar muchas cosas y  algunas pueden ser divertidas. Espero que os haga sonreír.

Hacer que Blogger que te mencione al compartir tu post en Twitter


Hace unas semanas escribí un post sobre este mismo tema pero referido a WordPress.

El caso es que me ha sorprendido la enorme acogida que ha tenido y la gran cantidad de retuits que he visto de este post. Desde aquí mi gratitud a todos los que lo habéis compartido.

Hoy traigo algo similar pero más complicado. Esta vez hay que meterle mano al código HTML de la plantilla de Blogger para que funcione. Yo por lo menos no he encontrado otro modo más sencillo para hacer que Blogger te mencione en twitter al compartir tu post.

1- Lo primero que tenemos que hacer es abrir nuestro blog de blogger en modo de administrador y añadir, si todavía no lo hemos hecho, el widget para compartir nuestros post. En realidad es para que nuestros lectores puedan compartir nuestros post.

Para ello entramos en el blog como administradores y veremos a la izquierda un menú en el que poder ver la estadísitca del blog o personalizar su diseño.

La tercera opción por la cola es “diseño” y es en la que debemos entrar para activar el widget de compartir.

Para editar la plantilla hay que entrar en la opción indicada

En esta opción veremos la disposición de los widgets del blog y en el centro el que hace referencia a los mismos post. Pinchamos en su opción de editar y entraremos a activar las opciones que blogger nos ofrece en cada post.

Deberemos marcar “activar botones compartir” y más abajo podremos colocarlos en el orden necesario que es justo antes de las etiquetas, aunque en realidad este cambio no debería hacer falta.

2- Una vez hecho esto guardamos los cambios y volvemos a la pantalla de administración del blog, esta vez para entrar en la penúltima opción: “plantilla”

Aquí tenemos dos opciones: a) personalizar y b) edición de HTLM y en la esquina superior derecha un botón que se nos puede pasar desapercibido pero que es de lo más importante: el botón para hacer la copia de seguridad de la plantilla antes de comenzar los cambios. En realidad es el botón tanto para crear la copia de seguridad como para restaurarla.

En caso de tocar algo que no debíamos por error siempre podremos regresar al país de nunca jamás, es decir, a la plantilla original.

3 -Por lo tanto el tercer paso es hacer la copia de seguridad de la plantilla. Una vez hecha la copia de seguridad de la plantilla original y guardada a buen recaudo en varios discos en la nube y un par de pens entramos en la edición de HTML.

Primero nos advierte del peligro que corremos a lo que le contestamos que tenemos todas las vacunas en orden y pinchamos “continuar”.

Al abrir la edición de la plantilla en HTML veremos una ventana en la que aparece una marca de verificación que dice: ” Expandir plantillas de artilugios”

Es imprescindible activarla pues de lo contrario no veremos nada de lo que tenemos que editar.

4 –  Debemos localizar el trozo de código que describe el funcionamiento de los botones de compartir. Para eso movemos la barra de desplazamiento hasta casi el primer tercio y buscamos una masa grande de texto que comience de la siguiente manera:

“<div class=’clear’/>

</b:includable>
<b:includable id=’shareButtons’ var=’post’>”

Esta es la zona en la que se describe el funcionamiemto de los botones de compartir.

5- Localizar y separar el código de cada botón, comienzan con  “<b:if”  y terminan con “” puesto que están escritos uno a continuación de otros y de ese modo nos es muy complicado hacer lo que deseamos sin equivocarnos. Para ello basta con intercalar retornos de carro (tecla enter) para separar por párrafos cada botón.

El del compartir por email es el primero de todos y es este:

 <b:if cond=’data:top.showEmailButton’><a class=’goog-inline-block share-button sb-email’ expr:href=’data:post.sharePostUrl + &quot;&amp;target=email&quot;’ expr:title=’data:top.emailThisMsg’ target=’_blank’>
<span class=’share-button-link-text’><data:top.emailThisMsg/></span>
</a></b:if>

6-Una vez localizados y separados borramos el de twitter y el de Facebook. Si, no pasa nada, ahora mismo ponemos otros diferentes pero mejores.

Para que os sea más fácil os pongo como son.

Texto del botón de twitter que hay que borrar:

<b:if cond=’data:top.showTwitterButton’><a class=’goog-inline-block share-button sb-twitter’ expr:href=’data:post.sharePostUrl + &quot;&amp;target=twitter&quot;’ expr:title=’data:top.shareToTwitterMsg’ target=’_blank’><span class=’share-button-link-text’><data:top.shareToTwitterMsg/></span></a></b:if>

Texto del botón Facebook qeu hay que borrar:

<b:if cond=’data:top.showFacebookButton’><a class=’goog-inline-block share-button sb-facebook’ expr:href=’data:post.sharePostUrl + &quot;&amp;target=facebook&quot;’ expr:onclick=’&quot;window.open(this.href, \&quot;_blank\&quot;, \&quot;height=430,width=640\&quot;); return false;&quot;’ expr:title=’data:top.shareToFacebookMsg’ target=’_blank’><span class=’share-button-link-text’><data:top.shareToFacebookMsg/></span></a></b:if>

7-Localizar el código de cierre de los botones: justo antes de terminar el código, depués del botón de ORKUT, localizar la parte de cierre que dice:

</b:includable>
<b:includable id=’threaded_comment_js’ var=’post’>
<script async=’async’ expr:src=’data:post.commentSrc’ type=’text/javascript’/>
//

8- justo ante de esa parte incluir el sigiente código:

para el botón de twitter:
<a class=’twitter-share-button’ data-count=’horizontal’ data-lang=’es’ data-related=’nombre usuario google‘ data-via=’nombre de cuenta de twitter‘ href=’http://twitter.com/share’>Tweet

para el botón de Facebook:
<script src=’http://connect.facebook.net/es_ES/all.js#xfbml=1’/><fb:like font=” href=’http://nombreldeblog.blogspot.com/’ layout=’button_count’ send=’true’ show_faces=’true’ width=’168’/>

9- Guardar la plantilla y ya está.

Si no funciona algo será porque me he equivocado en algo o habéis metido el dedo en lugar equivocado. Volved a abrir la plantilla y repasarlo.

En caso necesario siempre se puede restaurar la plantilla y aquí no ha pasado nada.

Esto es lo que hecho yo ya dos veces en dos blgos diferentes y me ha funcionado. Para muestra un botón, basta con que vistéis esos blogs y miréis en el pie de un post:

Mi blog de fotógrafo

Blog de Bodas “Porque te casas

 

NOTA IMPORTANTE:

Al escribir el post copié y pegué el código que logré hacer funcionar hace más de un año en uno de mis blogs y lo copié al otro cambiando sólo la mención de twitter (via “loquesea” ) y la url del blog.
Pero no medité sobre quién o por qué aparece la mención al usuario ni si ese usuario es de Google como yo rápidamente di por supuesto.

Ante la duda os hago un comentario y una reflexión: esto no es más que ediar una web, sin más. Es decir que igual que pongo un botón de Twitter puedo poner el de Linkedin o el de Pinterest (cosa que voy a hacer inmediatamente) a continuación de los botones que enseño en este post a modificar o añadir.
Es decir que para encontrar un botón de Twitter que funcione no tenéis más que acudir a vuestra cuenta de Twitter y cargar el código personalizado que más os guste, botón grande o pequeño, con contador o sin el, etc.
Lo mismo vale para el aspecto del botón de Facebook u otros que queráis añadir.

El proceso siempre es el mismo:

1-Lograr el código personalizado del botón que queramos insertar

2-leer estas instrucciones para encontrar la parte de la plantilla en cuyo lugar hay que insertarlo.

Espero que con esto quede un poco más claro si cabe.

Hacer que WordPress te mencione en Twitter al compartir tu post


Desde hace algún tiempo vengo observando que hay usuarios de WordPress con cuenta en Twitter que no consiguen ser mencionados al compartir sus propios artículos.

Me explico. Al pie de los post suele haber los típicos iconos de Twitter, Faceboob, Google Plus etc para compartirlo en cada una de esas redes sociales. Cuando se comparte un artículo en Twitter y el autor tiene cuenta en esa red social lo correcto es que se termine el tweet del siguiente modo “vía @usuario”.

En lugar de eso me encuentro con muchos usuarios que al compartir su post el tweet termina diciendo “vía @wordpressdotcom” con lo que se pierde la autoría del artículo en Twitter.
A mi mismo me pasó hasta que se arregló sin saber muy bien porqué. Me puse a investigar los cambios que había hecho y me di cuenta de que era algo sencillo pero que a los autodidactas de WordPress (que somos la inmensa mayoría) se nos pasaba desapercibido.

¿Qué es entonces lo que hay que hacer para lograr que nuestro blog de WordPress nos mencione de modo automático al final de los Tweets en los que nuestros lectores comparten nuestros post? Tan sólo hay que entrar en el apartado “ajustes”, entrar en “compartir” y enlazar nuestro blog con nuestra cuenta de Twitter.

En realidad con eso lo que logramos es que nuestro blog escriba un tweet automáticamente al publicar nuestro post, pero de rebote le permitimos que nos mencione cada vez que alguien comparte nuestro post en Twitter.

Como véis es algo sencillo.

conseguir que wrodpress te mencione en twitter

Conecta tu cuenta de Twitter para que WordPress te mencione

Categorías:Redes Sociales Etiquetas: , ,

El valor de la reputación online


Un intento de aproximación a su medición y comprensión

Desde los inicios de la profesionalización de la red ha habido modos de medir la actividad en ella. Desde que se buscan resultados concretos se hace necesario medir la calidad del trabajo realizado. Desde que ese trabajo se realiza en las redes sociales se trata de medir la “reputación social” o “reputación online”.

Esta medida intenta dar un valor numérico que exprese la calidad del trabajo realizado en la red. Para ello hay varias Webs que se encargan de ello, cada una con sus parámetros y con su modo de medir nuestra actividad.
Pero ¿hasta que punto es fiable este valor? ¿En qué contexto hay que tomarlo para no llevarnos a engaño? ¿Son fiables todos los modos de medir la reputación?

Por lo que yo he podido comprobar no hay ningún método perfecto para medir la reputación online. Cada una de las Webs que se dedican a ello lo hace en base a diferentes parámetros y da importancia a diferentes valores frente a otros.
No entraré a tomar en cuenta todas las Webs que miden la reputación porque sería excesivamente largo. Lo que si me gustaría es explicar mi modo de entender los valores de reputación online que nos ofrecen las dos Webs que para mi mejor lo hacen, Klout y Peerindex.

La mayor diferencia entre ambas Webs es que mientras que Peerindex sólo mide la actividad en Twitter, Klout trata de medir la actividad en Twitter, Facebook, Google plus y Linkedin.

Se supone que en ese sentido Klout sería mucho más preciso pero eso no es así porque sólo mide la actividad en las redes en las que estás activo de modo que no te puntuará menos por sólo participar en una red o te subirá la puntuación por participar en más redes.

Lo primero que hay que entender cuando nos enfrentamos a los valores de Klout o Peerindex es que esos valores no son en ningún caso una medida absoluta un ranking general. Estos valores son sólo una medida personal e intransferible de nuestra actividad respecto de nuestra propia red, el modo en que nos comunicamos con ella, nuestras interacciones con la misma, el grado de compromiso que ellos tienen con nuestros contenidos y, tangencialmente, la capacidad que tenemos de poder hacer trascender nuestros mensajes más allá de nuestra red y la cantidad de gente a la que pueden llegar.

Dicho de otro modo, que dos personas tengan el mismo valor de Klout sólo indica que tienen una capacidad similar de influir en sus propias redes, sean estas del tamaño que sean.

Se puede tener un valor de Klout superior a 60 con unos cientos de seguidores y un valor muy inferior a 60 con varias decenas de miles de seguidores. Como ejemplo @b2bYellowpages tiene a día de hoy más de 27 mil seguidores y un Klout de 39 y Fátima Martínez López ( @fmlopez48) con 12 mil seguidores tiene un Klout de 68. Como se ve la cantidad de seguidores no influye en la reputación o el valor de Klout.

Además un contratiempo que genera Klout de tanto en tanto es que reordena el algoritmo y produce bajadas generalizadas de puntuación o subidas increíbles de un día para otro. Esto es genera un malestar que suele ser comentado entre los usuarios.

Ante tal panorama ¿cómo debemos interpretar los datos que se nos ofrecen? Básicamente lo que yo hago es ponerlos en relación con los valores de su propia cuenta puesto que es a ellos a los que está midiendo.

Un valor de Klout muy alto siempre querrá decir que hay una grande y buena conexión con los miembros de esa red independientemente de que sea pequeña o grande. Una cosa será que se consiga emitiendo muy pocos tweets y otra que se emita una gran cantidad de ellos. En el primer caso se tratará de una personalidad que es seguida por quien es y no por lo que dice.

En este caso tenemos a Esperanza Aguirre que tiene un Klout de 67 y tiene 89 mil seguidores con tan sólo 2 mil tweets (muchos más seguidores que tweets). En el caso opuesto tendríamos un gran conversador que comparte contenido interesante y que atrae a su audiencia por su propio valor. En ese caso tenemos a @fmlopez48 que con 12 mil seguidores tiene un Klout de 64 y ha realizado 83 mil tweets.

Por tanto el valor de la reputación online no vale nada si no se pone en el contexto de la persona y la red de que dispone.

Incuso, tratándose de Klout, habrá que tener en cuenta ese valor en el contexto de la red o redes en las que se produce esa reputación puesto que hay personas que lo obtendrán de una su actividad sólo de Faebook, sólo por la de Google Plus, sólo por la de Twitter o por distintas mezclas de ellas. De este modo Klout nos indica no sólo la reputación online de la persona sino también en qué proporción se obtiene en cada red.

Aún así y todo no es un valor perfecto. Yo no concibo evaluar una cuenta sino es además con su valor Peerindex puesto que rara vez coinciden. Es más, se dan paradojas como que personas con un gran Klout que tienen un pobre Peerindex y viceversa, siendo poco frecuentes las personas que tienen los valores equilibrados.

Esto no es más que porque cada Web pone el énfasis en elementos diferentes, además de que Peerindex sólo mide Twitter y se dan casos de grandes valores Klout sólo con actividad en Facebook que Peerindex no puede medir, por lo que necesariamente dará un valor muy bajo.

Una muestra de que es interesante evaluar con ambos números al mismo tiempo cada cuenta es el caso de El País. Se trata de una cuenta sólo para Twitter con más de 1 millón trescientos mil seguidores, con un valor de Klout de 86, uno de los más altos que he visto pero que tan sólo alcanza un valor 53 en Peerindex siendo que yo mismo alcanzo un valor de 54 en Peerindex pero tan sólo mantengo a duras penas un valor 60 en Klout.

¿Cómo es posible que El País tenga un valor tan pobre en Peerindex? La clave está en los 3 valores en los que se divide el valor de Peerindex: autoridad, actividad y audiencia. Mientras que el último mide el alcance de red, la potencialidad de extender sus mensajes y el segundo valor mide la cantidad de actividad de la cuenta, el primer valor mide la capacidad que tiene para influir y crea debate y diálogo con su red. En estos tres valores El País tiene 41, 59 y 92. Es decir que tiene una pobre autoridad, una buena actividad y una excelente audiencia (lógico con la gran cantidad de seguidores que tiene)

Este valor (autoridad) sería el equivalente en Klout a “amplificación” que si bien en El País tiene un muy modesto valor de 11, no por ello Klout le penaliza.

Si me comparo con El País mi valor en Peerindex es 54 y en los 3 valores citados respectivamente 50, 75 y 63. Lo que vendría a decir que tengo una aceptable autoridad (mayor que la de El País), una gran actividad (mayor que la de El País) y una audiencia respetable pero menor que la de El País.

Es por eso que Peerindex me valora por encima que El País, porque tiene en cuenta el compromiso con la red y la actividad más que el tamaño de la red. En cualquier caso Klout valora mi “amplificación” con un valor de 28, también mayor que la de El País.

¿Quier decir ello que yo soy más influyente que El Pais? es evidente que no….pero si nos ceñimos a la red, a nuestras respectivas redes, a la posibilidad de que un porcentaje alto de nuestros seguidores respectivos se hagan eco de nuestros mensajes, entonces sí, yo influyo más a mi red que El País a su propia red… según Peerindex…no se si creérmelo o hartarme a reír

Por contra Klout tiene más en cuenta la red extensa, la red de personas en las que pueden llegar a influir sus seguidores directos y la cantidad total de personas que pueden estar hablando de artículos de El Pais. En ese sentido es evidente que El País si que es más influyente que yo como así lo indica su valor Klout (faltaría más).

Como se puede ver son dos modos diferentes de medir la reputación online, completantarias que no excluyentes, que hay que tener en cuenta las dos y aprender a valorar las dos en su justa medida.

Como se ve de todos estos datos, podemos sacar algunas conclusiones:
1- No nos podemos quedar con un solo valor, hemos de mirar más de uno.
2- Cualquiera de ellos es puramente relativo y nos indica nuestro valor dentro de nuestra red
3- Obsesionarse no sirve de nada…aunque es comprensible
4- En cualquier momento pueden cambiar el algoritmo

¿Qué opináis? ¿habéis llegado a conclusiones diferentes? Comentad vuestras impresiones, siempre es interesante conocer otros puntos de vista.

 

Actualización de última hora:

Se me havía olvidado incluir un vídeo en el que se explica de un modo sencillo el funcionamiento de Klout. Doy las gracias a mi amigo Oscar Del Santo que facilitó el enlace a través de su cuenta de Pinterest

Redes Sociales para Fotógrafos Sociales


El mundo de las Redes Sociales no escapa  a ningún sector de la actividad. Los fotógrafos sociales no somos una excepción y también debemos ponerlos las pilas para no perder el tren.

Alguno se puede preguntar si realmente es necesario, si no se puede seguir como hasta ahora, viviendo de nuestro estudio-tienda con las ventas que van entrando por la puerta.

La respuesta es sencilla y categórica: NO.
Los jóvenes de 17 años (como mi hija mayor) tienen una agitada y completa vida en las redes sociales. Comenzaron con My Space, luego pasaron a Tuenti y ahora están dando el salto a Facebook, Tumblr, Twitter, Weheartit y Pinterest.

Ellos han crecido y han aprendido a amar y relacionarse en las redes sociales. Son amigos desde la infancia, han compartido todo tipo de experiencias, conciertos, salidas, quedadas, etc. Ahora que les llega la hora de escoger la profesión seguro que algunos de ellos escogerán ser fotógrafos.

¿Creéis que el que decida eso necesitará buscar clientes? Evidentemente no, para eso ya tiene a todos sus amigos y conocidos de las Redes Sociales. Antes de abrir su negocio ya tendrán cientos de clientes deseosos de hacerse unas fotos con su amigo de la infancia.
A todos esos jóvenes ya los tenemos perdidos, esos ya no serán clientes nuestros.

¿Seguro? ¿De verdad está todo perdido?

No, no está todo perdido, todavía se pueden hacer cosas, muchas cosas. Nosotros llevamos ventaja, tenemos mucha experiencia como fotógrafos y es algo que ellos no tienen. Lo que nos hace falta es ponernos las pilas en el mundo de las Redes Sociales, en la famosa Web 2.0.

¿Cómo empezar, qué pasos dar para comenzar? Lo primero que hay que tener claro es que esto es una nueva revolución y que hay que estar dispuesto a acometerla. El que se haga el remolón se quedará afuera.

Después hay que ser consciente que esto nos va a suponer más trabajo. Si, más, todavía más. Si ya no tenemos tiempo para nada con el dichoso Photoshop, ahora vienen las Redes Sociales para acabarlo de rematar. Es lo que hay, nadie dijo que fuera a ser fácil.

Para estar en las Redes Sociales hay que pensar que no basta con estar, con abrir una cuenta de Facebook, Twitter o Flicker. Además de eso y otras cosas hay que darles vida a las cuentas, tienen que ser “sociales”, es decir, relacionarse con sus semejantes, realizar una labor de creación de comunidad, de amistad, de empatía, y para eso hace falta dedicar algo de tiempo a compartir contenido interesante con tu comunidad.

Tan malo es no contar nada nunca como pasarse el día repitiendo una y otra vez la oferta de la campaña de comunión o lo bonita que te está quedando la sesión preboda de ayer. Ese contenido no es tan interesante como a nosotros nos puede parecer. No digo nada si el discurso trata única y exclusivamente de los premios y medallas obtenidas.

Entonces ¿que contar? pues depende de cada uno. Lo mejor es empezar por hablar de lo que a uno le gusta y ofrecer ayuda y consejo a su comunidad. Luego, a base de paciencia y escuchando lo que nos contesta nuestra audiencia, podemos poco a poco ir mejorando los contenidos y haciéndolos más atractivos.

Siempre se puede uno fijar en lo que hacen otros que ya están teniendo éxito y probar su fórmula, pero no tiene porqué darnos resultado. Es mejor tratar de ser auténtico y natural.

Otra cosa que hay que hacer es mejorar nuestra presencia en la red, en los buscadores y por excelencia en Google, lo que se llama mejorar el SEO o posicionamiento natural.

Para ello podemos hacer muchas cosas pero las más directas tratándose que somos fotógrafos serían abrir una cuenta en Flickr, otra en Youtube y sobre todo ahora otra en Pinterest.

Con una buena Web, un blog con buenos contenidos nuevos una vez al mes por lo menos y gestionando adecuadamente la presencia en Facebook, Twitter, Flickr, Youtube y Pinterest, podremos mejorar considerablemente nuestra reputación social y nuestra posición en los buscadores.

Hay que tener en cuenta que Google da cada vez más importancia al contenido social para posicionar nuestras Webs. Hay un artículo muy interesante en el blog de Tristán Elósegui  (@tristanelosegui) que ilustra cómo usar el Social Media para mejorar el SEO. Puede que sea algo técnico para los no iniciados pero resumiendo dice que hay que compartir contenido de interés y participar activamente en las redes sociales para mejorar nuestro posicionamiento natural.

Por lo tanto hay que ponerse a trabajar desde ya. Completar los perfiles en las redes sociales más interesantes y crear una estrategia de crecimiento de nuestra comunidad.

Si se os hace cuesta arriba apuntaos a algún curso de redes sociales que haya en vuestra ciudad, veréis que no es nada complicado con un poco de ayuda. Además, en las redes sociales hay una gran cantidad de información y gente dispuesta a ayudaros.

Ánimo y nos vemos en las redes sociales.

Followers, Follows y Tweets, cuestión de proporciones


¿Tiene sentido tener miles de seguidores con los que no hablas nunca? y lo que es más extraño ¿qué razón tienen para seguir a alguien que no se comunica casi nunca?

Hay una cosa que mis comienzos en Twitter me desconcierta, algo que no me cabe en la cabeza y que ya no puedo dejar de comentar.

¿Por qué razón hay personas que siguen a cuentas desproporcionadas? Una cuenta desproporcionada, en principio nos debería dar una señal de alarma, de que algo no funciona bien.

Pero, claro, no os he explicado qué entiendo yo por una “cuenta desproporcionada”.

Desde mi punto de vista una cuenta desproporcionada es aquella que, en líneas generales tiene más seguidores que Tweets emitidos, pero no me refiero a unas pocas decenas (cosa que es lo más habitual cuando se empieza en Twitter) me estoy refiriendo a varios cientos o incluso miles o decenas de miles.

Yo no encuentro ningún sentido seguir una cuenta que tiene unos pocos cientos de Tweets y una cola de seguidores que sobrepasa ampliamente varios miles o decenas de miles. Incluso las cuentas que tienen un extraño equilibro de tweets, seguidores y seguidos por encima de los 1500 me resultan extrañas. ¿Cómo se consigue esa tremenda efectividad? ¡conseguir un seguidor a cada Tweet es una proeza!

Desde luego tengo muy claro que jamás seguiría una cuenta con, por ejemplo, 50 tweets y más de 800 seguidores, mucho más aún si tiene más de 1500 seguidores.

Esto indica claramente que es una cuenta “caza seguidores”.

Si estas leyendo esto y empiezas en Twitter y tienes dudas piensa que, lo más normal, es que las cuentas interactúen con sus seguidores, que conversen y que compartan información. Es necesario sembrar mucho para recoger algo por tanto es casi imposible ir ganando seguidores a ritmo de un seguidor a cada tweet.

El equilibro natural de Twitter nos dice que lo más normal es hacer muchos más tweets que seguidores tengas, no al contrario.

 

En cualquier caso si nadie siguiera a cuentas sin contenido no habría cuentas “caza seguidores”.

Se que este post no cambiará nada, todo seguirá igual, pero yo necesitaba soltarlo. Ya lo he dicho y esta noche dormiré mejor.

Y vosotros ¿qué opináis de esas cuentas?

 

Categorías:Opinión, Redes Sociales Etiquetas: ,
A %d blogueros les gusta esto: