Archive

Posts Tagged ‘nolesvotes’

Democraciarealya


nolesvotes democraciarealya

No podía poner otro nombre a este post, no en estas fechas y no estando en juego la propia democracia y la representatividad nuestra.

Pero antes de que alguno se me tire al cuello por descalificar a nadie y por pedir cambios profundos tengo que hace hacer una confesión: yo estuve en política. Si, lo confieso, tuve incluso carné de un partido. Pero eso no es lo peor, lo peor es que quería hacer de esa actividad mi modo de vida, entregarme al bien público, a mejorar la sociedad, a luchar por los más desfavorecidos, por la cultura, por los derechos fundamentales, por la defensa del medio ambiente y las energías renovables….claro, es que eso no es lo que entendemos hoy por “político” ¿verdad?

La pregunta que os estáis haciendo es ¿qué fue de aquella vocación de servicio? simplemente se apagó a la vista de las zancadillas y puñaladas traperas que hay en los partidos y por la corrupción y mentiras que veía todos los días. Me entró tanto asco que no pude hacer otra cosa que dejarlo. Tengo vocación de servicio público pero no de mafioso.

El caso es que siempre, desde que vi por la tele en directo la votación para el proyecto de reforma política que suicidaba las cortes franquistas, he sentido muy dentro la necesidad de hacer algo por mi país…pero ¿qué? ¿cómo?

Quizás este sea momento para aportar mi pequeño granito de arena para regenerar la política de este país y volver a luchar por una democracia real.

Si seguís Twitter (y sino este es buen momento para hacerlo) podéis comprobar el torbellino de mensajes que salen cada minuto con las palabras clave (me niego a hablar en inglés) #democraciarealya #nolesvotes #nonosvamos #yeswecamp #spanishrevolution #15m #acampadasol y algunas otra más.

En este enlace se puede ver un gráfico de la evolución de este tipo de contenido en la red. Como se puede comprobar es asombroso y no somos cuatro gatos los que queremos un cambio ya.

Algunos políticos malintencionados parece que no se enteran y comentan que se pide la abstención, nada más lejos de la realidad, lo que se pide es un cambio de voto. No me voy a extender en este punto porque ya hay otro blog que lo ha hecho y muy bien por cierto. Para comprender la diferencia entre voto en blanco, abstención o voto nulo lo mejor es leer el blog de “La libreta en blanco” donde se explica con meridiana claridad la diferencia entre estos conceptos.

Por lo tanto no se trata de castigar (cual azote) a los partidos, se trata de “refundar” la democracia española tal y como lo hacen actualmente algunos países del norte de África..¿alguien dijo que Europa comenzaba en los Pirineos? a ver si es verdad esta vez y tomamos ejemplo: España será lo que queramos los Españoles, sólo depende de nosotros.

Anoche, contestando a una twittera, entablé una conversación un tanto surrealista. Resulta que hay quien no se manifiesta o no se suma a la protesta porque no sabe cuál es el objetivo o el final último. O sea, que no nos gusta que nos manipulen pero no somos capaces de hacer por nosotros mismo nuestro propio camino. Tan aborregados y domesticados por los partidos estamos que necesitamos, para hacer una revolución, que antes alguien nos diga de qué va y para qué hay que ir. ¿Es que no nos bastamos nosotros mismos para pensar y darnos cuenta que huele a podrido?

Las revoluciones no se planifican en el salón de casa para luego, con consenso en la red, salir a manifestarse ordenadamente por un céntimo de euro al mes de más. Al contrario, las revoluciones surgen de modo espontáneo y son las masas, sus espontáneos líderes los que marcan su destino. Parafraseando a Kénedy: No te preguntes qué puede hacer esta revolución por ti, sal tu mismo a generar el estado de opinión que necesitas para defenderla como tuya, se tu mismo la revolución, que no te lo cuenten.

Para saber un poco más sobre esta revolución, su manifiesto (con el que no estoy del todo de acuerdo), etc podéis visitar el blog de Enrique Dans.

Yo tan sólo me voy a limitar a opinar (de eso va este blog) sobre los problemas que yo le veo a nuestro sistema político y las soluciones o cambios que yo propondría.

Desde mi punto de vista (y de otra mucha gente) el principal escollo para la democracia real es el sistema electoral más que los propios partidos. Éstos tan sólo se hacen funcionarios mercenarios porque la ley así se lo permite.

Dentro de lo que es el sistema electoral español se pueden diferenciar varios aspectos:

  1. La ley D’hont de representación parlamentaria (explicada aquí y aquí)
  2. Las listas cerradas y bloqueadas
  3. La distribución de las circunscripciones
  4. El sentido y utilidad de las cámaras
  5. La ley de financiación de partidos

Intentaré ser breve en cada caso.

La ley D’Hont sirve básicamente para dar más escaños al partido más votado, es decir, más de los que le corresponden de modo proporcional puro. Lo que pasa es que en España nunca se ha aplicado correctamente. Para que funcione en el modo en el que se diseñó la circunscripción ha de ser única, es decir, en lugar de hace una lista para cada provincia habría que hacer una sola lista para todo el país, tal y como se hacen en las elecciones Europeas.

¿Por qué? Sencillamente para evitar que partidos regionales pequeños obtengan más escaños que partidos nacionales con muchos más votos. Repasar este blog.

¿Qué sentido tiene implantar un sistema para potenciar al partido más grande y más votado si luego un pequeño partido regional saca más escaños que otro nacional con más votos?.

Sencillamente porque salíamos de una dictadura en la que las minorías regionales habían sido fuertemente reprimidas y se las quería sobrerepresentar para darles espacio y que no fueran un problema involucionista. También es cierto que la idea (está escrito en la misma Constitución) es que el Senado sea la cámara de representación territorial..¿por qué tener dos veces representados a los territorios? no lo entiendo.

Si los territorios ya están sobrerepresentados en el congreso no necesitamos al Senado y si el Senado es la cámara para representar a las Comunidades Autónomas entonces los partidos regionales y nacionalistas deberían concurrir en una candidatura nacional en una única circunscripción.

Tal y como yo lo veo el senado debería ser una cámara al estilo del Senado alemán o de los USA, es decir, una cámara que represente a los estados miembros, en nuestro caso llamados con el eufemismo de “Comunidades Autónomas”.

Resumiendo: en el Congreso de los Diputados se debería elegir en una única circunscripción si se desea utilizar la Ley D´Hont (tampoco es necesario) y el Senado debería ser la auténtica cámara de representación de las CCAA.

Ya hemos visto el punto 1, 3 y 4, vamos a ver el punto dos, las listas cerradas o abiertas.

Teniendo un sistema como el de la Ley D’Hont tener listas abiertas es una auténtica locura. Eso supone que cada ciudadano debería escoger, por ejemplo, a un máximo de 20 candidatos (un número inventado) que podrían ser del mismo partido o no. En cada mesa electoral, a cada papeleta, habría que sumar a cada candidato los votos recibidos. En un caso de una circunscripción que escoja 20 diputados y se presenten más de 10 partidos (cosa muy normal) podríamos estar manejando una lista de más de 200 candidatos a los que sumar votos (todos recibirán al menos su propio voto)Luego traslada eso a nivel nacional, el caos sería increíble.

Es decir, las listas cerradas son malas pero las listas abiertas en el sistema actual de recuento y asignación de escaños sería ingobernable y tendría un coste enorme.

Claro que ¿quién ha dicho que este sea el único sistema electoral?

Hay otra opción en la que los ciudadanos elijen directamente a sus representantes sin pasar por listas: la circunscripción de candidato único. Es decir, en cada barrio, en cada localidad pequeña, se elije a una sola persona, de partido o independiente de partidos.

Este es el sistema anglo-sajón empleado tanto en Gran Bretaña como en EEUU. Tiene inconvenientes y ventajas. Como ventaja más grande está que en cada distrito (es como se llaman) el candidato está muy ligado a sus electores, les conoce, les habla, es de su barrio o ciudad y les defiende. El votas porque le conoces y sabes qué es lo que él hace por ti en el parlamento. Si no lo hace bien, lo despachas, sea del partido que sea.

Otra ventaja es que los independientes no necesitan asociarse a ningún partido, se presentan por libre, en su distrito y si lo hacen bien salen elegidos. Da más oportunidades a los pequeños e individualidades.

Por contra está la desventaja de que los votos que sobran en cada distrito no sirven para nada. Es decir, si en un distrito se presentan 4 candidatos sólo puede ganar uno, los votos recibidos por los otros 3 no sirven a nadie ni para nada, a nadie les computa. Pero algo parecido ocurre con los restos en cada circunscripción en la Ley D’Hont, de modo que  estamos en lo mismo.

En este sistema lo primordial es distribuir correctamente los distritos entre la población para que la representación sea proporciona y adecuada.

No obstante yo creo que se deberían hacer dos correcciones a este sistema:

a) obligar a que los candidatos antes de presentarse demuestren que han vivido y trabajado en ese distrito lo últimos diez años anteriores a la candidatura

b) que se imponga un factor de corrección de la proporcionalidad.

Este factor se necesita porque ese sistema tiene fama de dar más escaños al segundo partido más votado, es algo que sucede con frecuencia (algo que pasa también en el sistema Español). Para ello, por ejemplo, si hay que repartir 500 escaños se reservarían 50 (es un número como otro cualquiera) y éstos se repartían entre los partidos que tengan menos escaños que votos en su proporción. Para ello se contarían los restos de votos de cada distrito. La idea es que al final si un partido ha sacado el 30% de los votos tenga ese mismo porcentaje de escaños y no el 20% o el 42% como puede pasar.

Este sistema de elección, unipersonal, para el Congreso de los Diputados nos evitaría el tema de las listas cerradas y podríamos realmente evitarnos a los cuneros y chorizos en las listas.

Otro tema que no he comentado antes en los puntos a analizar es que yo cambiaría el sistema de designación del Presidente del Gobierno. Yo creo que se debería hacer como en Francia, de modo separado del legislativo, puesto que en realidad el Presidente del Gobierno es el “Jefe del Ejecutivo” y no debería formar parte del “Cuerpo Legislativo”, sino que se lo digan a Montesquieu.

La idea sería unas elecciones presidencialistas con un cargo para 5 años, mientras que el Congreso de los Diputados tendría mandato para 4 años. Se permitiría más flexibilidad ya que el legislativo y el ejecutivo serían totalmente independientes y estarían obligados ea entenderse incluso si fueran de distinto color político (cosa muy habitual en Francia y EEUU)

Lo último es la financiación de partidos. El problema actual es que los partidos dependen de la donación bondadosa del estado para vivir y como luego ellos mismos son los que se gobiernan pues se dan lo que les da la gana y se perdonan las deudas que les da la gana. De modo que todo es despilfarro y oscuridad en las cuentas, corrupción y chanchullos.

La solución es una ley como la americana: donaciones públicas y cuentas públicas. Todo con luz y taquígrafos. Todos saben qué dinero y de quién recibe cada uno para su campaña. ¿Que eso puede crear clientelismo? claro, pero clientelismo conocido, sabes perfectamente de dónde ha sacado el dinero y si luego le favorece se nota. Pero en España como todo es opaco, se consigue dinero de corrupción pero como no se sabe pues no te extrañas que este o aquél gane una contrata. Este sistema es mucho peor, es evidente.

Bueno, hasta aquí mi discurso. Espero que el domingo votemos todos, a quien sea, pero que votemos, que eso sea una señal de que no nos conformamos, de que queremos cambios radicales y democracia real ya.

Espero y deseo que esta primavera no se acabe hasta las elecciones generales. Las municipales son sólo el pistoletazo de salida. Recordad que la 2ª republica se instauró con unas elecciones municipales. Ahora también se pueden cambiar las cosas, no esperes que te lo cuenten, actúa, vota….pero sobre todo: no les votes.

Por cierto, con las prisas habré cometido errores, espero que me perdonéis.

A %d blogueros les gusta esto: