Archivo

Archive for the ‘Opinión’ Category

La resaca de los Juegos Olímpicos de Londres 2012


Estos últimos Juegos Olímpicos de Londres 2012 han tenido algunos temas que me han llamado la atención y me han recordado otros que de los que ya no me acordaba.

En general han sido unos malos JJOO en lo que se refiere a España, digan lo que digan las autoridades deportivas, y además he visto carencias que otros años no me había fijado.

 Concretando los temas que me han rondado la cabeza estos Juegos Olímpicos son han sido los siguientes:

1-     Bajada de calidad de los periodistas de RTVE que han retransmitido.

2-     Nuestros pírricos logros son causa directa de la pésima o nula política educativa deportiva española

3-     Si lo importante es participar ¿por qué en el medallero sólo se usan las medallas de oro para la clasificación?

4-     Indigna ver niños mezclados con atletas. Debería de imponerse una edad mínima para participar en ciertos deportes.

 

Dicho así, sin más explicaciones, parecen afirmaciones totalmente frívolas. Intentaré ser muy breve en mi explicación para que se me entienda.

1 – Periodistas: Este año he escuchado a varios periodistas decir verdaderas estupideces, de concurso, historias increíbles de periodistas telepáticos que nos cuentan los pensamientos de los deportistas mientras compiten.

Entiendo que un “periodista – comentarista” necesita crear audiencia y tener la boca suelta, estar constantemente hablando para no dejar que la audiencia se aburra. Pero ¿eso justifica comentario del tipo siguiente?: “en este momento nuestro representante está calculando las fuerzas que le quedan para dar un estirón al final de la prueba”

Es un ejemplo. No digo que nadie haya dicho exactamente esto pero si que he escuchado muchos comentarios de ese tipo todos los días, en ciclismo en pista, en la piscina, en Taekwondo, en atletismo, etc.

 Señores periodistas, si amáis el deporte y vuestra profesión dejar de hacer el idiota y contad “sólo” lo que pasa, lo que se ve, no os inventéis nada porque eso es hacer el ridículo y bajar la calidad de las retransmisiones.

 Sólo ha habido una excepción que ha brillado a gran nivel como todos los años: la periodista encargada de retransmitir la gimnasia rítmica y deportiva. El resto pura decepción

2 – Nuestros fracasos deportivos. Porque lo son, que no pretendan engañarnos. Nuestro país es un claro ejemplo de estrepitoso fracaso deportivo.

Si nos quieren comparar a Italia, Francia, o Alemania en el nivel de la economía o nivel cultural ¿por qué estamos tan hundidos en los resultados deportivos? Estos países se clasificaron en los puestos 8,7 y 6 respectivamente mientras que España ha quedado en el puesto 21 por detrás de países tan potentes, industriales e importantes como Corea del Norte, uno de los países más pobres del mundo, Iran, un país que no cuenta para nada en ningún foro internacional, Ucrania, Kazajstán o Hungría.

Quedar detrás de esos países es un fracaso en toda regla y sin paliativos.

¿De quién es la culpa? Del fútbol, sólo del fútbol de todos los medios deportivos y financieros que permiten que en España el fútbol lo domine todo.

Hace falta una nueva política educativa que premie los deportes “normales” en los institutos y colegios, que cree una verdadera liga juvenil de otros deportes, que premie a los centros que obtengan logros en esos deportes.

Hay que premiar los espacios en radio, prensa y televisión de otros deportes y poner una limitación al tiempo y espacio que se dedica al fútbol en esos medios.

 España es una potencia en otros deportes como el baloncesto o el waterpolo pero no se hace nada para promocionarlos, ni el atletismo ni nada parecido. De ese modo nunca seremos nada.

3 – Medallero: Parece ser que en un momento determinado los EEUU (no se me ocurre que eso lo hiciera otro país) empezó a crear una clasificación por el número de metales.

Cuando la clasificación la crea el país (o los países) que domina el medallero le basta con fijarse en las medallas de oro ¿para qué fijarse en otra cosa si de todos modos ganan ellos?

Pero esto no es justo para el resto de países modestos que no llegan a dominar las medallas de oro pero que si que logran muchas medallas de plata. A tal punto que este año se ha dado un caso sangrante: Japón está colocado en la posición 11 con 66 metales y Hungría está en la posición 9 con sólo 37 metales. O peor todavía, Canadá está en la posición 36 con 25 metales y Jamaica está el 18 (la mitad) con un metal menos, 24.

No parece que este sistema prime la participación, más bien te dice que o ganas o no vales nada de nada.

Yo propongo otro sistema más justo: medalla de oro: 3 puntos, plata: 2 puntos, bronce: 1 punto. Se suman  los puntos y se obtiene la clasificación.

En este caso el resultado no varía para los dos primeros pero si para el resto:

Clasificación actual

1

1 Estados Unidos

2

China

3

Gran Bretaña

4

Rusia

5

Corea del Sur

6

Alemania

7

Francia

8

Italia

9

Hungria

10

Australia

11

Japón

12

Kazajstan

13

Paises Bajos

14

Ucrania

15

Nueva Zelanda

16

Cuba

17

Iran

18

Jamaica

19

Republica Checa

20

Corena del norte

 

Clasificación por puntos

1

1 Estados Unidos

2

China

3

Rusia

4

Gran Bretaña

5

Alemania

6

Francia

7

Japón

8

Australia

9

Corea del Sur

10

Italia

11

Países Bajos

12

Hungría

13

Ucrania

14

España

15

Kazajstán

16

Brasil

17

Nueva Zelanda

18

Cuba

19

Irán

20

Canadá

 

Parece evidente que las cosas se ven diferente en una clasificación por puntos (metales en total) que sólo por medallas de oro.

4 – El último tema es el más delicado, el de los niños entre atletas.

A mi personalmente me parece de vergüenza que se permita competir a niñas de 14 años en gimnasia rítmica o artística porque sabemos (nadie es tan tonto como para no saberlo) que para llegar a los Juegos Olímpicos a esa edad y en ese estado de forma y con ese dominio del aparato y la disciplina es imprescindible tener niños torturados desde los 3 o 4 años de edad, entrenándolos 8 horas diarias desde esa edad.

 No hay ninguna otra disciplina deportiva que exija tanto durante tanto tiempo a un “atleta” para llegar en ese estado de forma.

Es cierto que hay nadadoras y nadadores de 17 años ganando medallas ¿pero se puede comparar su esfuerzo y su nivel de entrenamiento? Es evidente que no.

¿Por qué no hay niños de 14 años en atletismo, natación, en tenis de mesa, en tiro olímpico, en fútbol, en triatlón, tenis, vela, hípica, waterpolo, etc.

Entonces ¿por qué la Federación Internacional de Gimnasia permite esa tortura?

La única solución para este escándalo es limitar la edad de participación para esos deportes que necesitan niños esclavos para triunfar en la disciplina. En este caso de la gimnasia artística o rítmica se trataría de impedir la participación antes de los 20 años. Para tener el cuerpo listo 6 años más tarde (no a los 14 sino a los 20) el entrenamiento no se podría empezar tan pronto, a los 4 0 6 años. Sería más lógico empezar el entrenamiento a los 12 o 14, edad normal para empezar en serio en los otros deportes.

Seguro que el resultado sería que la disciplina cambiaría: cuerpos diferentes = posibilidades diferentes = puntación diferente. Pero no podemos seguir permitiendo torturas a los niños con la excusa de que es un deporte. Deporte es lo que se hace voluntariamente para cultivar el cuerpo y el espíritu. Torturar niños para lograr más medallas de oro es indecente y nada tiene que ver con el deporte.

Recapitulando: han sido unos Juegos Olímpicos de pena, con periodistas de pena, con resultados de pena, con una clasificación de pena, con unos niños torurados que me dan pena.

¿Qué opináis? ¿Hay algo que os haya gustado de estos temas que he comentado?

Condenados a engordar


Pues si, estoy convencido de ello, el ser humano está condedado a engordar por más que intente evitarlo y tengo una teoría para explicarlo.

Evidentemente mi teoría es pura especulación pero no deja de ser curiosa y, quién sabe, igual hasta tiene base científica, todo es posible.

Para explicar mi teoría necesito por un momento que nos fijemos en otros animales que nos rodean…bueno, no es necesario que nos rodeen, tan sólo basta con imaginárselos.

Pensad por un momento en un primate arborícola que coma fruta, sólo fruta todo el año. Que además viva en un ecosistema que le provee de esa fruta todos los días del año sin excepción. En tales condiciones su metabolismo, su cuerpo, sus genes, no necesitan aprovisionarse de reservas, no las necesita para nada, de modo que ese primate no sólo tendrá poca grasa en su cuerpo sino que además su cuerpo no sabrá cómo almacenar más grasa de la necesaria para vivir cómodamente.

pensad en otro animal diferente, en un león. Es evidente que en la sabána no hay Mercadonas felinos para comprar cuarto y mitad de cebra de modo que el sufrido león tendrá que cazar de vez en cuando para poder alimentarse.

Pero lo hará “de vez en cuando” y no todos los días. El león caza, se alimenta con su caza durante uno o dos días hasta que abandona los restos para las hienas y los buitres y no cazará otra vez hasta pasados unos días…¿no come en varios días? pero si eso es malísimo, lo dicen los médicos: hay que hacer 5 comidas diarias.

Pues me parece que al león le da lo mismo lo que digan los médicos. El león come hasta hartarse, hasta que no puede más y luego deja de comer hasta que vuelve a cazar. Y mientras tanto ¿no pasa hambre? pues no. Mientras tanto su cuerpo se alimenta de las reservas que ha acumulado con la cebra que se zampó un par de días atrás.

El león ha adquirido la facultad de comer más de lo que necesita en ese momento, lo acumula en su grasa corporal y lo utiliza para alimentarse hasta que vuelve a cazar. Es el modus operandi del cuerpo de los mamíferos carnívoros: come gran cantidad de comida altamente energética para acumularla, parte como reserva y parte como motor de la siguiente cacería. Una cacería necesita de un aporte extraordinario de energía.

En definitiva el león engorda cada vez que caza, sino fuera así perecería o tendría que cazar todos los días lo que lo hagotaría y le llevaría a la muerte por agotamiento. Acumular reservas es pues una cuestión de supervivencia para el león.

Pensad ahora en el primer primate que se bajó del árbol para emprender el camino que le llevaría hasta nuestros días, hasta el hombre moderno.

Es imposible para mi saber si ese primate estaba más o menos adaptado a acumular reservas. Es de suponer que si venía de un habitat de abundancia perenne no lo estaría pero puede ser que no fuera de ese modo; puede ser que viniera de un habitat de recursos limitados y estacionales. En ese caso si habría tenido una predisposición natural a acumular reservas, como el león.

Pero incluso en ese caso no sería suficiente. Una vez que el mono se bajó del árbol para convertirse en Lucy necesitó adaptarse a algo más duro, más escaso en alimentos, mucho más escaso.

¿Qué sucedió desde ese momento hasta nuestros días? Aquí viene la locura de mi teoría. Yo estoy convencido de que la evolución se basa en dos factores simultáneos.

Por una parte en todo momento (incluso ahora) hay infinitas mutaciones de todos los seres vivos conviviendo simultáneamente. Cada mutación se puede adaptar mejor a alguna circunstancia especial del ecosistema, otras, las más, son totalmente irrelevantes para la adaptación y la evolución.

Por otra parte la selección natural sólo se da si es necesario y si hay tiempo suficiente para adaptarse. Es decir, si el cambio es demasiado brusco no tienes tiempo para adaptarte y tu especie perece. De modo que hace falta que en el grupo haya algunos indivíduos que tengan una mutación que les permita sacar ventaja del cambio. No se trata sólo de adaptarse, se trata de sobrevivir uno antes que los demás, de perpetuar tu especie.

De este modo, en el trayecto desde Lucy hasta nuestros días es evidente que de todas las infinitas mutaciones que le sucedieron al protohombre la que más necesitó, aquella de la que más ventaja sacó fue precisamente la que le permitía cazar como el león y estar varios días sin comer hasta la siguiente cacería…o esperar a base de raíces hasta que su cosecha diera fruto, o hasta que el cambio de estación trajera de nuevo las lluvias, los animales de caza etc.

En este contexto hay que pensar como lo haría el hombre primitivo, que no sabría escribir pero que no era tonto. ¿A qué mujer escogería para aparearse, a la más delgadita y estrechita de caderas cual Barbie de la edad de piedra? ¿o a la más gordita, llena de reservas para las épocas de poco alimento, con caderas anchas para parir mejor, con pechos grandes para alimentar mejor a su prole?

El hombre de piedra no sabría leer pero no era tonto, cogería a la gordita de caderas anchas, todo un sacrilegio para las pasarelas de hoy.

Pero no podemos olvidar que esa es nuestra herencia. Con la cadera estrecha el parto no podía salir bien. Esas mujeres perecieron.

Una mujer de cadera ancha podría tener muchos hijos sin tener problemas y al rato del parto estaría trabajando.

Esa reiteración en la selección de los más preparados para sobrevivir, de los más preparados para acumular grasa, de las mujeres más preparadas para parir con facilidad y con reservas en su cuerpo para aguantar y alimentar a su prole pese a la escasez de alimentos es la que ha provocado que nuestro cuerpo sea una despensa viviente y de anchas caderas en el caso de las mujeres.

Nuestro cuerpo no es culpable ni sabe que ya no estamos padeciendo penurias, no sabe que tenemos un Mercadona en cada esquina, no sabe que tenemos amburguesas y comida rápida, ni golosinas o chucherías. Nuestro cuerpo sólo sabe que por cada caloría que gastas necesita acumular otras tantas o más para su propia supervivencia. Es lo que ha aprendido en siglos de evolución, lo tenemos grabado en los genes.

Esa es la razón del efecto rebote cuando se hace dieta, sobre todo si nunca antes se ha hecho. El cuerpo tiene ese recurso de engordar, pero no siempre lo pone en marcha y no siempre con la misma energía. Basta un desencadenante para que se vuelva loco y se ponga a engordar como un poseso.

Al hacer una dieta drástica tú sabes lo que estás haciendo y por qué pero tu cuerpo no entiende nada de nada. Sólo sabe que hasta hace bien poco tu lo alimentabas y el hacía lo que había aprendido, sisarte un poco para la despensa. En cuanto tu dejas de alimentarlo despiertas el gen “avaro” que llamo yo. Es un gen que puede estar dormido en la mayor parte de las personas y que cuando lo despiertas todo se descontrola.

Pues bien, al hacer una dieta salvaje, de estas de perder 7 kilos por mes, nuestro gen se despierta y jura venganza. ¿Qué hace este gen en cuanto bajas la guardia? lo que harías tu en una época de escasez como la de ahora: ahorrar más, todo lo que puedas, por si llega otra hambruna como esta que estás pasando que te pille con más, muchas más reservas todavía. Al poco que te descuidas en la dieta engordas más y mucho más deprisa. Y encima nos extrañamos.

El cuerpo lo que está haciendo es defenderse de una agresión, prepararse para la siguiente oleada de escasez…o por si la hay. Vamos, que en lugar de arreglarlo lo que hemos hecho es despertar a la bestia.

Nuestro cuerpo no sabe no engordar, es lo que ha aprendido. Gracias a esa cualidad estamos hoy aquí. Si no hubiéramos podido engordar habríamos fallecido en África.

Nunca antes de ahora, nunca en la historia de la humanidad hemos estado tan ciegos como para hacer del cuerpo delgado un culto y un fin en sí mismo cuando es lo único que nos puede matar…como de hecho sucede. ¿Por qué será que hay trastorno de la alimentación sólo si se pretende estar más delgado de lo que es saludable pero no pasa nada mental ni mortal si engordamos? Si, ya se que me estáis interpretando mal algunos, pero seguir leyendo y lo explico.

Una cosa es que la obesidad mórbida te mate, que lo hace, y otra distinta que el que la padece no quiera salir de ella. Es todo lo contrario.

Es decir que el que cae en las garras de la “delgadez” se trastorna hasta el punto de no poder salir de ese agujero. El que entra en la obesidad no pierde la cabeza, sabe lo que se juega y hará lo posible por no morir de un infarto.

Dicho de otro modo, estar gordo es natural, el cuerpo lo asume como tal y nuestro cerebro también. Estar delgado no es normal, nuestro cuerpo lo sabe y el cerebro tambié de modo que sólo te puede mantener en ese nivel de esquizofrenia haciendo que pierdas totalmente el juicio.

Como veis no hay base científica ni nada que se le parezca, sólo un montón de ideas cogidas con alfileres que me apetecía compartir.

Sólo son eso ideas. Espero que nadie busque nada más porque no lo hay.

Categorías:Opinión Etiquetas: , , ,

Pinterest ya tiene censura


Pues si, tal y como os lo cuento.

El puritanismo americano y su censura ya ha entrado en Pinterest, o lo está intentando por lo menos.

Esta mañana acabo de recibir un correo que, literalmente dice:

Hi Vicente Nadal Asensio,

We removed some content you posted because it was not allowed according to our Terms of Service. We don’t like the idea of censoring content, but until we have a better filtering system, we expect all users to adhere to our “no nudity” policy.

We define nudity as any image containing fully exposed breasts, buttocks and/or genitalia. This does not apply to illustrations, paintings or sculptures.

So you have them, here are the original sources and board names of the removed content:

Could you please delete any additional pins containing this sort of material and refrain from pinning or repinning similar pins in the future?

Please feel free to get in touch should you have any questions. Thanks as always for supporting Pinterest.

Ben & the Pinterest Team

En pocas palabras dice que toda imagen que muestre pechos, nalgas o genitales y que no sea una escultura, una ilustración o una pintura será considerada como material inapropiado y que deberá ser borrada. Es decir todas las fotografías de desnudo artístico en BN que tengo mías o de otros grandes autores serán borradas indiscriminadamente simplemente por que en este momento no tienen un sistema bueno de filtrado.

Curiosamente dicen que no les gusta la idea de censurar el contenido ¿entonces por qué lo hacen?

Y yo me pregunto ¿es que es menos pornografía una ilustración o una pintura por no ser reflejo literal de la realidad como hace una fotografía?

Esperemos Pinterest y su censura no termine por sacar de su red a una gran cantidad de grandísismos fotógrafos gracias a los cuales puedo disfrutar de una fotografías increíbles.

Os dejo el enlace a mi tablero de fotos especiales que yo llamo “fotografías ajenas que me gustan“. Espero que disfrutéis tanto como yo….mientras nos dejen.

¿Qué pensáis vosotros? ¿llegará a ser tan drástico como en Facebook que borranfotos de mamás dando el pecho a sus hijos? ¿Creéis que es buena esta censura? ¿o es mejor como hace Flikr o Tumblr que no tienen ningúntipo de restricciones en las imágenes que se suben?

El lado oculto de Pinterest


Mucho se está hablando de Pinterest, si es un éxito, si morirá de éxito, si es una burbuja que explotará sin pena ni gloria o, como se dice en plan cool, si se ha convertido en un hype.

Se dice que Pinterest es más de lo mismo. Que para lo que hace ya está Tumblr u otras plataformas que permiten compartir fotografías de modo sencillo y rápido a los usuarios.

Se dice que necesita cambios ya mismo o la pérdida de usuarios que se está registrando en estos momento acabará por hacerla desparecer o diluirse como ya sucedió con otras plataformas anteriormente. Coincido en la necesidad de mejora y evolución pero no en el final que se pronostica.

Se dicen muchas cosas, la mayoría dichas por expertos analistas de las redes sociales, pero me temo que muy pocas por usuarios cotidianos de esta plataforma y sus “competidoras”.

Pero ¿qué pensamos nosotros, los que usamos desde hace muchos meses otras plataformas y ahora estamos usando esta a diario?

El motivo de este post es nada más que poner mi punto de vista sobre lo que, en realidad y sin ambages, supone el uso de Pinterest en si mismo y frente a las otras plataformas, más concretamente frente a Tumblr al que puede que le haya hecho más daño su aparición. Lo hago como usuario de Tumblr de modo intensivo desde hace más de un año y como usuario intensivo de Pinterest desde que cree la cuenta a final de enero de este año.

Empezaré por esto último, por la competencia con Tumblr. ¿Por qué hace daño a Tunmlr, son parecidos, son diferentes, qué ventajas puede tener una plataforma frente a otra, qué hace a un usuario escoger una u otra?

Que quede claro que Pinterest no ha venido, ni puede, sustituir a Tumblr, simplemente ocupa un hueco que Tumblr llenaba a duras penas y con deficiencias.

Dicen los expertos en marketing que no se crean necesidades, simplemente se satisfacen. Esta es la clave del éxito de Pinterest. No viene a sustituir a nadie, viene a ocupar su propio espacio.

Para empezar Tumblr es un blog, más exactamente un tumblelog. En el fondo es lo mismo. Es una publicación en formato de muro cronológico, paginado, con urls únicas para cada post. Con un índice de publicaciones por mes. Se puede personalizar con temas y funciona como otros blogs de modo que con una única cuenta puedes crear tantos blogs como quieras, igual que en Blogger o en WordPress. Los post se pueden programar para que se publiquen cuando creamos conveniente. Los contenidos se pueden etiquetar para poder localizarlos mediante búsquedas. Puedes seguir a otros usuarios y ellos te pueden seguir a ti. Los usuarios se pueden mandar mensajes privados.

Como podemos ver los parecidos con cualquier blog convencional son del 99%. Ese 1% de diferencia es porque en Tumblr se puede “rebloquear”, comentar o dar un “like” con una rapidez y facilidad que no hay en los blogs convencionales y porque la mayor parte de lo que se postea son “reblogs” de material que ya circula por la propia plataforma o por otras similares como “Weheartit”.

En el caso de Pinterest las cosas son parecidas con Tumbrl en un 2%, en el resto son total y radicalmente diferentes.

El parecido está en que se comparten fotografías, que estas son mayoritariamente de dentro de la misma red, que hacer un “like” o un “repín” es sumamente fácil.

Hasta aquí los parecidos y a partir de aquí todo son diferencias.

En Pinterest no hay blog cronológico, no hay fechas, no hay un índice de post, no hay mensajes privados, no se pueden crear más que una cuenta por cada usuario, no se pueden programar los “repins”, no se puede personalizar la pantalla de cada usuario (son todas iguales a la fuerza), no hay posibilidad de etiquetar los pins (o repins) del modo que se entiende en un blog (aunque en la descripción se pueden poner palabras clave para la búsqueda pero no son etiquetas como tal).

Entonces ¿cuál es ese hueco que viene a cubrir Pinterest y que no cubre Tumblr u otras plataformas similares?

Es simple, tan simple que hasta ahora nadie se había dado cuenta. Tanto es así que no me extrañaría nada que con el tiempo todas las plataformas que se basan en compartir imágenes acaben de alguna manera por implementar total o parcialmente el simple sistema de Pinterest.

Sólo tenemos que fijarnos en cada uno de nosotros. Tú, si, me refiero a ti, que estas leyendo esto con escepticismo, mira dentro de tu ordenador y dime cómo tienes tus fotos, tus documentos, tus cosas personales. ¿A caso las tienes todas a mogollón en el disco duro sin más orden que el cronológico en el que las has creado o guardado? Seguro que no, seguro que tienes cientos de capetas y subcarpetas, y más subcarpetas. Todo clasificado, organizado, metódicamente, como si de una fiebre incurable se tratara.

¿Por qué habría de preferir el caos de Tumblr? ¿Porque me permite personalizar la pantalla? Venga, seamos serios. Las infinitas posibilidades de clasificación de Pinterest no se pueden comparar con la prehistórica simpleza de un burdo “time line”.

Clasificar es un arte. Yo he visto usuarios con unos tableros que da gusto verlos, te pasarías horas y horas en su cuenta, sin salir de ella, viendo fotos y más fotos, compartiendo, comentando, todo un microcosmos en un grupo de tableros de un usuario. ¿Serías capaz de pasar horas viendo un Tumblr, pasando páginas y páginas? Yo te contesto: NO.

Tener un blog medianamente interesante en Tumblr no es complicado. Hacer de tus tableros una obra de arte es muy complicado y al alcance de muy pocos.

¿Que se parecen Tumblr y Pinterest? Tanto como una bicicleta y un Ferrari ¿adivináis quién es el Ferrari? 😉

Además de esa enorme diferencia entre Pinterest y todas las otras plataformas para compartir fotografías hay otras dos cosas, íntimamente relacionadas la una con la otra, que para mi hace especial a Pinterest.

Por una parte parece que nadie se ha dado cuenta del esfuerzo mental e intelectual que se hace cuando se crean los tableros. No me refiero a nosotros los españoles que acabamos de aterrizar y que estamos todavía en fase de aprendizaje. Me refiero a los usuarios veteranos, los que llevan en esto muchos meses.

Resulta que para crear los tableros necesitas primero poner en orden tu mente. Necesitas hacer un ejercicio de clarificación mental ¿cómo veo yo las cosas, a qué doy más importancia, cuáles son las categorías mentales que dominan mi cerebro?

Es esto lo que, sin darte cuenta, respondes al crear tus tableros. Sino ¿Por qué he visto personas que sólo clasifican por colores, o por tamaños, o por sabores? ¿por qué una persona pone un solo tablero para animales pero otra pone de gatos, perros, cerditos y vida salvaje? Incluso hay personas que no tienen ningún tablero de animales.

¿Qué nos hace ser tan distintos unos de otros?

Viendo los tableros de una persona le conoces un poco. Te cuenta lo que le gusta, como se viste, los lugares a los que viaja o le gustaría viajar, sus actores de cine o músicos favoritos, etc.

En el fondo es una especie de Psicoanálisis virtual. No sólo que compartes sino que te confiesas día a día, mucho más que en Twitter, en Facebook o un un blog.

Tus tableros están siempre visibles, siempre ordenados (si eres ordenado). En un blog lo que pusiste el mes pasado ya es historia y nadie lo verá, en Pinterest no, aquí todo está siempre a la vista.

La otra cuestión y que está relacionada con esta que acabo de comentar es precisamente la posibilidad de conocer mejor a la gente.

Yo sigo a mucha gente en Pinterest que ya sigo en Twitter, en Facebook o en Google Plus, pero es ahora que les sigo en Pinterest cuando estoy empezando a comprobar cuantas cosas tenemos en común. Es ahora cuando estoy pudiendo mirar dentro de sus corazones.

Alguna de esas personas ya tenían un Tumblr….pero no era igual. Ahora estoy aprendiendo de ellos que a más de uno le gustan, como a mí, los personajes clásicos del cine de siempre  y andamos repineándonos las fotos que encontramos. De otras encuentro pasiones desconocidas e interesantes.

Pinterest es todo un descubrimiento y me está permitiendo descubrir a las personas que sigo mejor que en otras redes sociales.

Además de todo esto, por si no fuera poco, está el lado comercial que no puede ofrecer (que yo sepa) ninguna otra plataforma en la actualidad. La posibilidad de poner las fotos con un precio, la posibilidad de tener una “tienda virtual” en Pinterest con todos tus artículos clasificados por tallas, colores, eventos, marcas, o edades, etc, es increíble y maravillosa ¿puedes hacer eso con otras plataformas?

Luego vendrán algunos early adopters y otros gurús,  los auténticos “lo exploro todo pero no me quedo con nada” a decir que no les gusta y que se desinflará porque no les compra nadie su discurso de “Social Media y márketing”. Claro, es que Pinterest es otra cosa, para vender Social Media ya está Twitter ¿o no?

Es evidente que cada uno usa las plataformas como le da la gana, para eso somos libres. Habrá quien piense que soy un exagerado y habrá quien piense parecido a mi. Me gustaria conocer vuestras opiniones. Yo tan sólo he contado el mercado según me va a mi, sólo he compartido mi punto de vista. Ahora me gustaría conocer el vuestro y tener un animado debate.

 .

.

Post Data: lo que estoy disfrutando yo viendo buena fotografía no lo cambio por nada del mundo. Nunca ante pude ver tantas fotos tan buenas en tan corto espacio de tiempo…y no se repiten.

El valor de la reputación online


Un intento de aproximación a su medición y comprensión

Desde los inicios de la profesionalización de la red ha habido modos de medir la actividad en ella. Desde que se buscan resultados concretos se hace necesario medir la calidad del trabajo realizado. Desde que ese trabajo se realiza en las redes sociales se trata de medir la “reputación social” o “reputación online”.

Esta medida intenta dar un valor numérico que exprese la calidad del trabajo realizado en la red. Para ello hay varias Webs que se encargan de ello, cada una con sus parámetros y con su modo de medir nuestra actividad.
Pero ¿hasta que punto es fiable este valor? ¿En qué contexto hay que tomarlo para no llevarnos a engaño? ¿Son fiables todos los modos de medir la reputación?

Por lo que yo he podido comprobar no hay ningún método perfecto para medir la reputación online. Cada una de las Webs que se dedican a ello lo hace en base a diferentes parámetros y da importancia a diferentes valores frente a otros.
No entraré a tomar en cuenta todas las Webs que miden la reputación porque sería excesivamente largo. Lo que si me gustaría es explicar mi modo de entender los valores de reputación online que nos ofrecen las dos Webs que para mi mejor lo hacen, Klout y Peerindex.

La mayor diferencia entre ambas Webs es que mientras que Peerindex sólo mide la actividad en Twitter, Klout trata de medir la actividad en Twitter, Facebook, Google plus y Linkedin.

Se supone que en ese sentido Klout sería mucho más preciso pero eso no es así porque sólo mide la actividad en las redes en las que estás activo de modo que no te puntuará menos por sólo participar en una red o te subirá la puntuación por participar en más redes.

Lo primero que hay que entender cuando nos enfrentamos a los valores de Klout o Peerindex es que esos valores no son en ningún caso una medida absoluta un ranking general. Estos valores son sólo una medida personal e intransferible de nuestra actividad respecto de nuestra propia red, el modo en que nos comunicamos con ella, nuestras interacciones con la misma, el grado de compromiso que ellos tienen con nuestros contenidos y, tangencialmente, la capacidad que tenemos de poder hacer trascender nuestros mensajes más allá de nuestra red y la cantidad de gente a la que pueden llegar.

Dicho de otro modo, que dos personas tengan el mismo valor de Klout sólo indica que tienen una capacidad similar de influir en sus propias redes, sean estas del tamaño que sean.

Se puede tener un valor de Klout superior a 60 con unos cientos de seguidores y un valor muy inferior a 60 con varias decenas de miles de seguidores. Como ejemplo @b2bYellowpages tiene a día de hoy más de 27 mil seguidores y un Klout de 39 y Fátima Martínez López ( @fmlopez48) con 12 mil seguidores tiene un Klout de 68. Como se ve la cantidad de seguidores no influye en la reputación o el valor de Klout.

Además un contratiempo que genera Klout de tanto en tanto es que reordena el algoritmo y produce bajadas generalizadas de puntuación o subidas increíbles de un día para otro. Esto es genera un malestar que suele ser comentado entre los usuarios.

Ante tal panorama ¿cómo debemos interpretar los datos que se nos ofrecen? Básicamente lo que yo hago es ponerlos en relación con los valores de su propia cuenta puesto que es a ellos a los que está midiendo.

Un valor de Klout muy alto siempre querrá decir que hay una grande y buena conexión con los miembros de esa red independientemente de que sea pequeña o grande. Una cosa será que se consiga emitiendo muy pocos tweets y otra que se emita una gran cantidad de ellos. En el primer caso se tratará de una personalidad que es seguida por quien es y no por lo que dice.

En este caso tenemos a Esperanza Aguirre que tiene un Klout de 67 y tiene 89 mil seguidores con tan sólo 2 mil tweets (muchos más seguidores que tweets). En el caso opuesto tendríamos un gran conversador que comparte contenido interesante y que atrae a su audiencia por su propio valor. En ese caso tenemos a @fmlopez48 que con 12 mil seguidores tiene un Klout de 64 y ha realizado 83 mil tweets.

Por tanto el valor de la reputación online no vale nada si no se pone en el contexto de la persona y la red de que dispone.

Incuso, tratándose de Klout, habrá que tener en cuenta ese valor en el contexto de la red o redes en las que se produce esa reputación puesto que hay personas que lo obtendrán de una su actividad sólo de Faebook, sólo por la de Google Plus, sólo por la de Twitter o por distintas mezclas de ellas. De este modo Klout nos indica no sólo la reputación online de la persona sino también en qué proporción se obtiene en cada red.

Aún así y todo no es un valor perfecto. Yo no concibo evaluar una cuenta sino es además con su valor Peerindex puesto que rara vez coinciden. Es más, se dan paradojas como que personas con un gran Klout que tienen un pobre Peerindex y viceversa, siendo poco frecuentes las personas que tienen los valores equilibrados.

Esto no es más que porque cada Web pone el énfasis en elementos diferentes, además de que Peerindex sólo mide Twitter y se dan casos de grandes valores Klout sólo con actividad en Facebook que Peerindex no puede medir, por lo que necesariamente dará un valor muy bajo.

Una muestra de que es interesante evaluar con ambos números al mismo tiempo cada cuenta es el caso de El País. Se trata de una cuenta sólo para Twitter con más de 1 millón trescientos mil seguidores, con un valor de Klout de 86, uno de los más altos que he visto pero que tan sólo alcanza un valor 53 en Peerindex siendo que yo mismo alcanzo un valor de 54 en Peerindex pero tan sólo mantengo a duras penas un valor 60 en Klout.

¿Cómo es posible que El País tenga un valor tan pobre en Peerindex? La clave está en los 3 valores en los que se divide el valor de Peerindex: autoridad, actividad y audiencia. Mientras que el último mide el alcance de red, la potencialidad de extender sus mensajes y el segundo valor mide la cantidad de actividad de la cuenta, el primer valor mide la capacidad que tiene para influir y crea debate y diálogo con su red. En estos tres valores El País tiene 41, 59 y 92. Es decir que tiene una pobre autoridad, una buena actividad y una excelente audiencia (lógico con la gran cantidad de seguidores que tiene)

Este valor (autoridad) sería el equivalente en Klout a “amplificación” que si bien en El País tiene un muy modesto valor de 11, no por ello Klout le penaliza.

Si me comparo con El País mi valor en Peerindex es 54 y en los 3 valores citados respectivamente 50, 75 y 63. Lo que vendría a decir que tengo una aceptable autoridad (mayor que la de El País), una gran actividad (mayor que la de El País) y una audiencia respetable pero menor que la de El País.

Es por eso que Peerindex me valora por encima que El País, porque tiene en cuenta el compromiso con la red y la actividad más que el tamaño de la red. En cualquier caso Klout valora mi “amplificación” con un valor de 28, también mayor que la de El País.

¿Quier decir ello que yo soy más influyente que El Pais? es evidente que no….pero si nos ceñimos a la red, a nuestras respectivas redes, a la posibilidad de que un porcentaje alto de nuestros seguidores respectivos se hagan eco de nuestros mensajes, entonces sí, yo influyo más a mi red que El País a su propia red… según Peerindex…no se si creérmelo o hartarme a reír

Por contra Klout tiene más en cuenta la red extensa, la red de personas en las que pueden llegar a influir sus seguidores directos y la cantidad total de personas que pueden estar hablando de artículos de El Pais. En ese sentido es evidente que El País si que es más influyente que yo como así lo indica su valor Klout (faltaría más).

Como se puede ver son dos modos diferentes de medir la reputación online, completantarias que no excluyentes, que hay que tener en cuenta las dos y aprender a valorar las dos en su justa medida.

Como se ve de todos estos datos, podemos sacar algunas conclusiones:
1- No nos podemos quedar con un solo valor, hemos de mirar más de uno.
2- Cualquiera de ellos es puramente relativo y nos indica nuestro valor dentro de nuestra red
3- Obsesionarse no sirve de nada…aunque es comprensible
4- En cualquier momento pueden cambiar el algoritmo

¿Qué opináis? ¿habéis llegado a conclusiones diferentes? Comentad vuestras impresiones, siempre es interesante conocer otros puntos de vista.

 

Actualización de última hora:

Se me havía olvidado incluir un vídeo en el que se explica de un modo sencillo el funcionamiento de Klout. Doy las gracias a mi amigo Oscar Del Santo que facilitó el enlace a través de su cuenta de Pinterest

Followers, Follows y Tweets, cuestión de proporciones


¿Tiene sentido tener miles de seguidores con los que no hablas nunca? y lo que es más extraño ¿qué razón tienen para seguir a alguien que no se comunica casi nunca?

Hay una cosa que mis comienzos en Twitter me desconcierta, algo que no me cabe en la cabeza y que ya no puedo dejar de comentar.

¿Por qué razón hay personas que siguen a cuentas desproporcionadas? Una cuenta desproporcionada, en principio nos debería dar una señal de alarma, de que algo no funciona bien.

Pero, claro, no os he explicado qué entiendo yo por una “cuenta desproporcionada”.

Desde mi punto de vista una cuenta desproporcionada es aquella que, en líneas generales tiene más seguidores que Tweets emitidos, pero no me refiero a unas pocas decenas (cosa que es lo más habitual cuando se empieza en Twitter) me estoy refiriendo a varios cientos o incluso miles o decenas de miles.

Yo no encuentro ningún sentido seguir una cuenta que tiene unos pocos cientos de Tweets y una cola de seguidores que sobrepasa ampliamente varios miles o decenas de miles. Incluso las cuentas que tienen un extraño equilibro de tweets, seguidores y seguidos por encima de los 1500 me resultan extrañas. ¿Cómo se consigue esa tremenda efectividad? ¡conseguir un seguidor a cada Tweet es una proeza!

Desde luego tengo muy claro que jamás seguiría una cuenta con, por ejemplo, 50 tweets y más de 800 seguidores, mucho más aún si tiene más de 1500 seguidores.

Esto indica claramente que es una cuenta “caza seguidores”.

Si estas leyendo esto y empiezas en Twitter y tienes dudas piensa que, lo más normal, es que las cuentas interactúen con sus seguidores, que conversen y que compartan información. Es necesario sembrar mucho para recoger algo por tanto es casi imposible ir ganando seguidores a ritmo de un seguidor a cada tweet.

El equilibro natural de Twitter nos dice que lo más normal es hacer muchos más tweets que seguidores tengas, no al contrario.

 

En cualquier caso si nadie siguiera a cuentas sin contenido no habría cuentas “caza seguidores”.

Se que este post no cambiará nada, todo seguirá igual, pero yo necesitaba soltarlo. Ya lo he dicho y esta noche dormiré mejor.

Y vosotros ¿qué opináis de esas cuentas?

 

Categorías:Opinión, Redes Sociales Etiquetas: ,

La reforma laboral y otras medidas anticrisis inútiles


El actual gobierno del Partido Popular estaba convencido antes de ganar las elecciones de que ellos sí sabrían arreglar lo que el PSOE había estropeado.

Para ello nos quiso convencer de que bajando los impuestos, manteniendo el gasto social y recortando de otras partes (nunca dijo de dónde) se mejoraría la confianza y se generaría empleo. Más o menos así lo entendí yo y creo que más o menos así nos lo vendieron.

Ahora resulta que si que ha subido los impuestos. Ahora resulta que, seguramente, subirá el IVA. Ahora resulta que sí se recortan gastos sociales. Ahora resulta que no se está mejorando la confianza, no mucho por el momento.

Ahora resulta que todo lo confía a la reducción del déficit y a la reforma laboral inminente.

¿Servirá de algo? No.  Es tiempo perdido y lo peor es que el mismo Rajoy lo sabe.

Es evidente que la reforma laboral no va a conseguir que se contrate más y mejor. Lo único que va a conseguir es que se más fácil despedir, no que sea más interesante contratar.

En este país el problema del paro siempre se ha planteado al revés, es decir, desde intentar evitar el paro en sí mismo, como si de una cosa evitable se tratara, como si de un dolor de cabeza que te puedes quitar con una aspirina se tratara. En este país el problema del paro nunca se ha planteado en sus justos términos, es decir, de cómo hacer más atractiva la contratación, más sencilla, más fácil y ágil.

Y lo que en este momento no se ve claro, claro como el agua cristalina, es que la primera condición que debe haber en cualquier economía para que se contrate personal es algo tan simple como el consumo. Sí, el consumo privado, algo que en este país ha caído a cotas insospechadas. Con un consumo tan bajo es imposible que nadie tenga interés (léase necesidad) por contratar personal. ¿Cambiará algo una nueva ley con un despido más barato? evidentemente no.

Un simple y sencillo ejemplo. Un fabricante de camisetas que ha visto bajar su producción a la mitad ¿qué necesita para contratar más personal? sólo una cosa: vender más camisetas. De ese modo contratará más personal. A su vez necesitará más transportistas para llevar su mercancía. El transportista comprará camiones nuevos. El concesionario de la flota podrá contratar nuevos vendedores de camiones. Todos estos nuevos empleados comprarán más camisetas y el empresario contratara más personal. DE sencillo que es parece un chiste, pero no lo es: es tan sencillo como lo cuento y al mismo tiempo es complicado llevarlo a la práctica.

Pero ¿qué hace el gobierno? Todo lo contrario. Sube los impuestos a una ciudadanía que no tiene casi ni para comer o pagar las hipotecas. Llueve sobre mojado por la subida del IVA del anterior gobierno. Es decir que son medidas que reducen la capacidad de compra de los ciudadanos, disminuye el consumo privado y se contrae la economía que produce más paro y más recesión. Es como si estás sin comer un mes y para arreglar tu anemia te pones a dieta. (ver este vídeo en el que Carles Torrecilla lo explica)

La solución es evidente que se quedará en papel mojado. Nadie contrata a nadie para estar ocioso.

La única solución pasa por reactivar el consumo privado y sólo hay dos maneras de hacerlo: por las buenas y por las malas.

Me explico: hay dos tipos de personas a) las que no consumen porque no pueden, porque no tienen de dónde sacar el dinero porque todo se lo gastan en la hipoteca; y 2) los que podrían hacerlo pero prefieren ahorrar o simplemente piensan que la crisis no va con ellos, que no les afecta en su palacio de cristal (me refiero a las muy altas rentas, claro)

El primer tipo de personas son víctimas de un sistema financiero que ha abusado y que para colmo se le está ayudando a tapar los agujeros que ha creado. Se esta haciendo al revés.  Se debería ayudar a las víctimas (de modo individual) a pagar esas deudas contraídas en abuso de poder de los bancos.

Estas personas, una vez liberadas de sus cargas injustas ¿qué harán? simplemente seguir con sus vidas, comprar productos de primera necesidad y vivir. Ahora lo que hacen es pagar al banco y mal vivir. Lo poco que tienen se lo lleva el banco, pero los bancos no lo ponen en circulación sino que lo retiran para cumplir con sus compromisos de coeficiente. Es decir, cuando más pagamos las deudas a los bancos menos dinero en circulación hay y menos se consume y más se agrava la crisis, es de locos.

Para colmo el dinero que entrega el BCE a nuestros bancos no circula porque nadie se fía de nadie y los bancos no se prestan dinero entre ellos, de modo que ese dinero tampoco circula (ver este artículo de EL País)

Simplemente si se perdonaran las hipotecas a las personas sin recursos aumentaría el consumo. Total esas hipotecas son de imposible cobro, no las van a cobrar de todos modos porque son deudas contraídas por personas que no las pueden pagar de ninguna de las maneras.

Luego están las personas que pueden consumir porque disponen de dinero pero que no lo hacen por el motivo que sea, normalmente desconfianza, desinterés o egoísmo puro y duro. Estas personas suelen ahorrar lo que no gastan con la idea de tenerlo disponible en un futuro si las cosas empeoran. Lo que no saben es que su actitud es la que está empeorando las cosas.

¿Qué se puede hacer en estos casos? Es simple: aumentar los impuestos del ahorro para que sea más interesante gastar que ahorrar. Si me compensa comprar un coche más que tener el dinero ahorrado en el banco, si me compensa más cambiarme todos los muebles que ahorrarse el dinero, si gastar me sale más a cuenta que ahorrar, es evidente que consumirá con más rapidez.

Este gobierno no ha dicho nada de momento pero bien que se enfadó porque el anterior gobierno tomó medidas que  penalizaban el ahorro de modo que no parece muy dispuesto a favorecer el consumo por la fuerza.

En resumen,  el gobierno anterior lo hacía mal, este gobierno navega y no sabe por donde va o si lo sabe no nos lo quiere contar. Dentro de un año habrá mucho más paro y más recesión y no habrá más remedio que tomar medidas en sentido contrario, medidas de reactivación de la economía, pero será tarde y habremos perdido otro año más.

Espero equivocarme pero parece ser que todos los expertos en economía (menos los del gobierno) dicen más o menos lo mismo, el quid de la crisis está en el consumo y no en la deuda.

Categorías:Opinión Etiquetas: , , , , , ,
A %d blogueros les gusta esto: