Inicio > Opinión, Redes Sociales > Vendedores de humo

Vendedores de humo


Vendedores de humo los ha habido siempre ¿recordáis a los vendedores de crece pelo del lejano oeste? No es una figura nueva. La picaresca española es un claro ejemplo de que sabemos muy bien recrear este personaje.

Desde que comencé en el Social Media leo historias de vendedores de humo en este campo, personajes que se llenan la boca de alardes pero que son incapaces de cumplir nada de lo que cuentan. Son historias que te cuentan, que ves de lejos pero no te planteas el hecho como algo que puedas llegar a vivir en primer persona…hasta que te sucede.

Pero ahora no importan las personas concretas, el tiempo o el lugar, tan sólo quiero hacer algunas reflexiones sobre un tipo de vendedor de humo en concreto.

Desde mi punto de vista existen dos tipos de vendedores de humo,  los profesionales del humo que son conscientes que su modelo de negocio es el engaño, hablar de lo que no saben, embaucar del mejor modo posible y hacer tierra quemada; y los despistados e ignorantes que no saben de qué están hablando.

Los primeros no me preocupan. Normalmente se les ve a la legua y ellos mismos son conscientes de lo que hacen, de modo que cuando se sienten descubiertos te lanzan una mirada cómplice como para que no “te chives” y siguen a su “bola”. Son estafadores profesionales.

Pero los segundos me inquietan más ¿puede haber algo peor que un necio que se cree sabio? Estos vendedores de humo no lo son por elección sino por ignorancia. Han aprendido cuatro conceptos, algunos tuvieron suerte una vez con algo que hicieron que tuvo mucho éxito casualmente, y ya se creen expertos en esa materia. Mi padre decía “la ignorancia es muy atrevida”…cuánta razón tenía.

Además, los ignorantes suelen ser arrogantes y desconfiados, todo les parece mal si no es como ellos dicen, suelen sentirse amenazados sin motivo y no es raro que vean al mundo como algo extraño que “les tiene manía” en cuanto la cosa se tuerce un poco, como si todos estuvieran en su contra sin motivo. Suelen lamentarse constantemente de su mala suerte: “siempre me pasa lo mismo” Y me digo a mi mismo…¿si siempre le pasa lo mismo…no hará algo siempre igual de mal para que ello suceda?

En estas situaciones no es extraño los intentos de manipulación, coacciones más o menos veladas si ven amenazado su estatus de “gurú” porque ¿a caso no son ellos los verdaderos expertos en su materia? Terminan por vivir de su éxito del pasado y acaban por rodearse, en el mejor de los casos, de personas influenciables y de menor valía, cuando no terminan totalmente solos.

En el fondo me dan pena. A mí me da la sensación que son personas infelices que nunca se han sentido realizadas, nunca se han sentido valoradas y reconocidas, que en un momento de su vida creen que han encontrado el Santo Grial por el cual van a poder desquitarse de la vida y recuperar el “liderazgo que se merecen” Por tanto son personas carentes totalmente de empatía hacía las opiniones discordantes y con un ego algo exagerado, arrogantes, la humildad no está en su vocabulario, ellos nunca se equivocan, tan sólo son unos incomprendidos que tienen al mundo en contra y no se les valora como merecen.

Y mi pregunta y reflexión final es ¿merece la pena discutir con estas personas? ¿tienen posibilidad de redención? ¿hay algo que se pueda hacer ante esta situación? ¿conocéis alguna persona que encaje en el perfil?

Anuncios
  1. 22 mayo, 2013 en 8:50 am

    Si que conozco Vicente. Más de los segundos que de los primeros. Por eso tengo “pánico” a acabar siendo uno de ellos.
    Conozco demasiados que han hecho dos cursillos de una cosa y ya son Expertos (incluso un master 😉 ) y se atreven a colocarlo en sus bios o perfiles de Linkedin, así… por las buenas.
    Como bien dice Javi Olmo “vale la pena que te descubran”

    Me gusta

  2. 22 mayo, 2013 en 10:48 am

    Totalmente de acuerdo Vicente. “Las palabras se las lleva el viento…” Recuerdo cuando participaba en la selección de personal en una empresa. Tras las preguntas habituales sobre el CV pasábamos a la “práctica” los puntos clave del puesto de trabajo.
    Si hablas inglés: “Let´s talk about your skills” Si eres experto en Excel: toma estos datos y crea un reporte con las siguientes características…

    Podemos poner junto a nuestros nombres títulos, masters, skills, conocimientos…etc Sin embargo a la hora de la verdad son los resultados, las acciones, tu trabajo los que hablan de tu nivel y profesionalidad.

    Para los problemas con “vendedores de humo”: jarabe de realidad!

    PS: Se podría crear un apartado, dentro de Social Media, llamado “Ficción” donde englobar a aquellos “personajes que se llenan la boca de alardes pero que son incapaces de cumplir nada de lo que cuentan”.

    Me gusta

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: