Archivo

Archive for 20 junio 2011

Manual de Twitter – Introducción


Desde que di mis primeros pasos en Twitter en el mes de enero de 2011 me di cuenta de que la tremenda novedad que es este medio hace que cada día se incorporen muchas personas nuevas que, como yo, no tienemos conocimientos de comunicación, márqueting, redes sociales (Social media) y mucho menos de este nuevo medio tan simple y complejo al mismo tiempo.

En este Manual de Twitter sólo quiero comentar mi experiencia de un modo simple y lo más sencillo posible, un modo que esté al alcance de cualquiera que empiece y necesite algo de ayuda, algo como un Manual de Twitter escrito por un profano y dedicado a todo el que quiera acercarse a esta apasionada herramienta de comunicación.

  • Finalidad

Lo primero cuando uno se fija en Twitter es responderse la pregunta más básica ¿necesito Twitter, qué me aporta, para qué sirve?

Básicamente Twitter es una red social en la que se comparte información, pero no sólo es eso. Hay mucha gente que la usa sólo para conocer gente y entablar relaciones personales.

Lo más sencillo es pensar en Twitter como en una herramienta, como un destornillador que tiene una forma concreta pero que puede ser usado de muchas maneras y para muchas cosas además de para su uso básico para el cual fue diseñado.

Desde ese punto de vista Twitter sirve para aquello que lo quieras usar, tu escoges su finalidad y su modo de uso. Lo más que puede suceder es que obtengas pobres resultados por no usarlo para aquello a lo que mejor se adapta. Dicho de otro modo, Twitter es la expresión de la libertad en las redes sociales. Su enorme simpleza hace que se pueda usar de infinitas maneras y para muchos fines. En unos casos el resultado podrá ser brillante y en otros no, pero nada impide que cada uno lo emplee como quiera y para lo que quiera. El usuario es el que decide.

Entones ¿es inútil intentar dar unas reglas o pautas de uso? En absoluto, pero hay que verlas como meras indicaciones de lo que actualmente se está viendo que funciona y da mejores resultados para los fines que es usado mayormente. La enorme juventud tanto de Twitter como del fenómeno de las redes sociales hace que todavía se esté estudiando todo este mundo y que cada día puedan salir nuevos datos que mejoren el rendimiento en sus usos.

Algunos de los usos más comunes actualmente son los de promoción de las empresas, captación de clientes, atención a los mismos, crear redes de contactos, ayudar a mejorar el posicionamiento SEO de las empresas en los buscadores de Internet y otros muchos más. Posiblemente puedan surgir otros muchos medios de usar Twitter de modo personal o profesional. Que tu no veas nada interesante en Twitter no quiere decir que no puedas sacarle partido con imaginación.

  • Nombre, avatar, biografía y fondo de aplicación

Una vez que está claro que lo puedes usar para lo que quieras y como quieras cabría preguntarse si es indiferente el nombre que adoptemos en Twitter, el avatar o el fondo de la aplicación.

No es indiferente. Estamos ante una red social, nuestro nombre, avatar y fondo de pantalla es lo que se ve de nosotros, es nuestra carta de presentación. Del mismo modo que uno no sale a la calle sin arreglarse y que incluso podemos usar un nombre corto o coloquial (Quique en lugar de Francisco), en Twitter como en cualquier otro orden de la vida nos interesa cuidar estos detalles. Es puro sentido común, casi todo en Twitter es puro sentido común, que paradójicamente es el menos común de los sentidos.

El nombre: Es importante, no sólo porque te define ante tus contactos, sino porque les explica lo que te interesa, lo que haces, lo que ofreces, lo que buscas, etc. El nombre no debe ser demasiado largo, ni difícil de recordar o escribir, no debería incluir acentos, eñes, guiones o cualquier otra cosa que lo pueda complicar o dar lugar a equivocaciones o a que no se pueda escribir en el alfabeto internacional.

Además, el nombre debe ser corto, cuanto más corto mejor. El motivo es porque el nombre se utiliza para relacionarse entre usuarios. Cuando un usuario escriba un mensaje dirigido a ti deberá escribir tu nombre en este formato @XXXX. Como sabemos los mensajes en Twitter están limitados a 140 caracteres. El nombre del usuario al que se nombra se cuenta como parte del texto del mensaje de modo que cuando más corto sea más espacio para escribir tendrá el que te nombre.

Por ejmplo, en lugar de ponerse @SuperMan uno podría ponerse @SpMan. Es un simple ahorro de 3 letras pero muchas veces tienes problemas para escribir un menaje tan sólo por un caracter que te sobra.

Una opción es usar un acrónimo o unas siglas como el blog “Porque te casas” cuya cuenta de Twitter es @xqtc31. El nombre de la cuenta es fácilmente recordable y es muy breve, tan sólo 6 caracteres incluyendo la arroba y el espacio en blanco necesario después del nombre, te quedan 136 caracteres para el mensaje.

Un nombre apropiado es media batalla ganada, si además es corto tienes casi la batalla ganada.

Avatar: Es como tu foto de carné. Es la primera impresión, (en realidad es la segunda, la primera es el nombre) que ven de ti los otros usuarios. Dejar el huevo que pone por defecto Twitter parece una opción sin sentido ya que no te define ni aporta nada sobre ti. Antes del primer twitt ya se debería haber cambiado. Pon lo que quieras, pero intenta que hable de ti y de lo que vas buscando. Es otro dato que tienes para que la gente decida seguirte, en definitiva es uno de los objetivos de Twitter: obtener seguidores.

Biografía: Es lo que más te define. Es la tercera cosa que los otros usuarios ven de ti. Primero leen tu nombre junto con tu avatar, si se interesan por ti entrarán en tu página y verán junto a ellos tu biografía, el espacio reservado por Twitter para que digas más extensamente, quien eres, en dónde estas (que es muy importante), qué haces o que te interesa hacer, la dirección de tu web o blog, etc. Es como tu micro currículo, con él terminan de conocerte. Sólo les falta fijarse en tu linea de tiempo para comprobar que todo cuadra: el nombre, el avatar, el fondo de pantalla, tu biografía y tus mensajes hablan de maderas nobles: se nota que eres un “ebanista 2.0”.

El fondo de pantalla: Es la guinda que remata este pastel. Si además de todo lo anterior personalizas tu fondo de pantalla, sería lo mejor. El fondo es interesante que se adorne con ese tema que te interesa y que ya aparece en el nombre, avatar y biografía, incluso con las direcciones de tu web, e-mail, página de Facebook, etc De este modo puedes completar la información que no te pudo caber en la biografía.

Este apartado de introducción ya está acabado. Espero encontrar el tiempo para ir poco a poco añadiendo otros contenidos. Espero que los más entendidos puedan perdonar mis torpezas o errores en donde estén y que me ayuden a corregirlos.

 

NOTA: para que sea más práctico y sencillo ver lo que hay publicado en este tema, añado aquí los enlaces a las otras partes publicadas:

Primeros pasos en Twitter

Las listas en Twitter

El 15 visto por nuestros vecinos franceses


No hace falta añadir comentarios. El documental lo expresa bien claro a mi entender.

A %d blogueros les gusta esto: